¡Conseguido!

Aquí tenéis la prueba de que he cumplido con el Charlotllenge #1: Probar las uvas con queso y comprobar si saben a beso.



No sé yo si saben a beso o no, porque me parece que esto es algo más subjetivo. Pero está riquísima la combinación. Los besos deben tener un sabor tan rico.

Como podéis ver, todo fue acompañado de una copita (o dos o tres...) de pajarete.Gracias al maestro de los maridajes, Patrick, por sorprenderme con este detalle :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada